_ARCOlisboa-online edition. 20/05-14/06/20

Nuestro stand digital para ARCOlisboa contará con obras de nuestros artistas Susanne S.D.Themlitz y Javier Arbizu. ARCOlisboa en colaboración con artsy.net
Links : ARCOlisboa.com / Galería Ángeles Baños / Susanne S.D. Themlitz / Javier Arbizu

S.Themlitz / 1. She Followed The Lines With Her Index Finger‘. Óleo y grafito sobre lienzo. 200 x 280 cm. 2020
S.Themlitz / 2. The Elbow at the Edge of the Table. Óleo y grafito sobre lienzo. 150 x 200 cm. 2020
Javier Arbizu / 1. Sin título. Bismuto fundido. 25 cm diametro. 2019
Javier Arbizu / 2. Sin título. Bismuto fundido. 30 × 15 × 3 cm. 2019

_Ángeles Baños en ARCO 20

La Galería Ángeles Baños presentará en el programa general de ARCO 20 los últimos trabajos de Juan Carlos Bracho, Yaima Carrazana y Laura González Cabrera, junto con el Solo Project de Daniel Martín Corona. Madrid 26/02_01/03, Stand 9717/9717A

__Javier Arbizu en Generación 2020 con su nuevo proyecto Knee-deep

Con su proyecto Knee-deep Javier Arbizu participa desde el 07/02 al 26/06 en Generación 2020. La Casa Encendida de Madrid presenta un año más los proyectos seleccionado dentro de su programa Generaciones de apoyo al arte emergente. Desde el 07/02 al 26/06. En palabras del comisario, los proyectos realizados por los artistas premiados están influidos por la visión de futuros distópicos, por la oscuridad, el fanatismo y el control de la actual realidad. Sin embargo, sus propuestas se presentan como acciones de resistencia a partir del presente entendido como único espacio temporal donde ejercer el control, un presente ligado a la comprensión y el conocimiento del pasado.

+info

_Manuel Antonio Domínguez en Zona Maco Sur

La Galería Ángeles Baño vuelve a esta sección de la feria Mexicana MACO comisariada por Juan Canela (España, 1980). La sección tiene como objetivo reflejar el movimiento en expansión de las narrativas históricas en el arte que han florecido durante el último milenio. Esta edición de Z (s) ONAMACO SUR se enfoca en mostrar el trabajo de artistas que han expandido y siguen expandiendo los marcos de acción en el arte, reuniendo a profesionales históricos y contemporáneos del sur global y prestando especial atención al contexto de las Américas.

_Arquitectura y «Yo», Juan Carlos Bracho y su relación con la arquitectura

Hasta el 2 de febrero La Sala Alcalá 31 presenta la exposición “Arquitectura y «yo»”, un conjunto de trabajos realizados por Juan Carlos Bracho entre 2003 y 2018, que abordan las relaciones con la arquitectura. Asimismo, la exposición incluye también una serie de obras concebidas específicamente para este proyecto, configurando no tanto una muestra retrospectiva como un trabajo en proceso, habitual en la trayectoria de este artista.

La obra de Bracho tiene como herramienta principal el dibujo, pero emplea técnicas o equipamientos del propio dibujo, pero también de vídeo, fotografía o de carácter performativo. Se basa en la percepción y la creación de la belleza, y su obra puede situarse en la órbita de las prácticas conceptuales.

La muestra, comisariada por Armando Montesinos, incluye tres grandes grupos de trabajos: intervenciones in situ realizadas en la sala; dibujos, fotos o maquetas de proyectos inéditos o todavía en proceso; y reencarnaciones y variaciones de trabajos pasados. A todo ello se unen los cuadernos de trabajo del artista, que se muestran por primera vez en público, configurando una exposición que no cierra ninguna lectura, sino que se abre a la experiencia del espectador, de ese “yo” que somos cada uno de nosotros.

_Juan Carlos Bracho presenta TuttiFrutti en el Centro de Arte de Alcobendas hasta el 1 de febrero de 2020

Tutti Frutti es un ambicioso proyecto que ha ocupado a Juan Carlos Bracho (La Línea de la Concepción, Cádiz, 1970), durante los últimos ocho años, y donde, como en el resto de su producción, el conjunto asume el error y el azar como partes ineludibles de todo método creativo. Bracho, ligado siempre a procesos automatizados, repetitivos, así como a un vo – cabulario mínimo y modular de recursos gráficos, nos revela ahora una pasión por el color inesperada, al tiempo que mantiene la sobriedad, el rigor y la contundencia que le caracterizan. Desde tal posición ha abordado aquí su interés por el arte mono – cromo a partir del concepto de multipágina, ese sistema doméstico para conseguir imágenes fotomecánicas económicas y de gran tamaño a partir de la suma de nu – merosas impresiones en simples folios. El proyecto Tutti Frutti reúne en su totalidad, recogidos en varias cajas/archivadores, 100 de estos multipáginas, correspondiente cada uno de ellos a un color distinto, cuya impresión fragmento a fragmento va salpicando lo que en principio debería ser un plano de tono uniforme con numerosos errores, faltas, interferencias… El resulta – do pone de manifiesto cómo el “ruido” se impone inevitablemente a la claridad de la técnica y de la máquina en sus propios dominios; también que lo inesperado y la sorpresa son siempre susceptibles de enriquecer toda previsión, planificación o norma. En su tramo final, el plan de trabajo se vio completado con dos nuevas series, donde se reprodujo la secuencia de errores inicial: primero desde el lenguaje calcográfico, a partir de los colores primarios (cian, magenta y amarillo) más el blanco y el negro, y segundo desde la técnica del gofrado del papel, por medio de un sutil relieve sin tinta alguna. En este punto, la cadena de errores se ha convertido ya en una especie de código o lenguaje oculto. En el recorrido, el ciclo de lo manual a lo mecánico, de lo analógico a lo digital y de lo conceptual a lo material, se cierran sobre sí mismos en un viaje de ida y vuelta. Todo este conjunto de trabajos supone una reflexión sobre el color y la construcción mental del paisaje desde la abstracción más radical. Al fin y al cabo, los vínculos emocionales que establecemos con los colores dependen de lo que sobre ellos pro – yectamos, tal y como ocurre con las escenas de nuestros recuerdos. Óscar Alonso Molina, comisario de la exposición

_Ruth Morán presenta «Dimensión y azar» en el Centro de la Cerámica de Triana, Sevilla

Ruth Morán presenta sus ultimas investigaciones entorno a la cerámica y sus procesos dentro de un proyecto global que abarca formas, cromatismos y materiales. Espacio, dimensión y realidad son parámetros presentes en estas indagaciones donde la rigidez de las formas alfareras pasa a un segundo plano para potenciar efectos que retoman alusiones orgánicas, como sucede en el resto de su producción artística.  Otro elemento fundamental en su dicción es el azar. Y nada mejor que los procesos cerámicos para alentar la imprevisibilidad del resultado.