Inauguración 08/06/2018

En astronomía, una sizigia describe el momento en el que tres o más objetos celestes se encuentran alineados. El término que da nombre a esta conjunción planetaria proviene del griego y significa yugo y unión al mismo tiempo. Compuesto de vídeo, dibujos y pintura, Sizigia es un proyecto que anhela lo celeste, lo real-maravilloso y que a la vez nos recuerda este inevitable anclaje a lo terrestre y tangible. No sabemos si este eclipse es una conjunción o una oposición de elementos, pero sabemos que estamos inmersos en este momento de cambio.

La animación “Hipnosis para encontrar tu lugar en el mundo” es un reflejo de nuestra contemporaneidad que invita al espectador a reflexionar sobre la actualidad socio-política al mismo tiempo que le insta a huir de ella. El escapismo es un tema recurrente en la obra de Blanca Gracia. En este caso, se propone un manual de instrucciones delirante compuesto por distintos planes de fuga que van desde la ataraxia a la búsqueda de utopías, y que funcionan como alternativas a un mundo caótico y absurdo.

Los personajes de este proyecto buscan un significante-amo para este mundo atonal en el que nos encontramos inmersos. Levantar la tela celeste delFlammarion, “el fin del mundo”, cruzar esta Tierra plana y descubrir si en efecto (como indicaban todos aquellos mapamundi del medievo) al otro lado habitan los dragones o si por el contrario se trata solo de nuestras propias sombras.

Por otro lado, los lienzos y dibujos que acompañan este vídeo muestran paisajes remotos e imaginados (los lugares a los que escapar vaticinados por el “hipnotizador”). Estos entornos naturales se ven enrarecidos por extraños umbrales que aparecen sesgando el espacio y facilitando el tele-transporte a mundos mejores. La utopía tiene cuerpo de máquina, de artefacto que facilita nuestro desplazamiento. De esta forma, los paisajes se plagan de aeroplanos que atraviesan cielos en pleno eclipse, que encallan entre montañas.

 

Asítanto el material grafico como el video, nos guían a través de un viaje circular que va de lo etéreo a lo terrenal, en el que la psicología de masas y los disturbios sociales se entremezclan con el mesmerismo, la levitación e incluso el viaje astral. Por ello, no es de extrañar que la célebre frase de VivianLeigh en “Un tranvía llamado deseo quede recogida en el video a modo de manifiesto: “I don´t want realism! I want magic!”

Sin magia, este mundo sería del todo insoportable.