Emilio Gañan_Números imaginarios_16/02/18_31/03/18

La Galería Ángeles Baños presenta la exposición “Número imaginario”, del artista Emilio Gañán, donde prosigue con su continuo proceso de depuración que caracteriza a su obra, encuadrada en la abstracción geométrica -“Me gusta la geometría, pero no soy un geómetra”-. En su desarrollo se apoya en sencillas construcciones realizadas con líneas y planos, elementos del lenguaje que un día eligió para el estudio de las relaciones de las formas en el espacio pictórico. Casi siempre parte de bocetos que al trasladarlos a la tela o al papel va depurando a partir de las posibilidades que pueda ofrecer la idea original. Las series le permiten realizar variaciones acercándose a una propuesta que aspira a la musicalidad.

Por otro lado, conceptos como “medida” y “orden”, aplicados a su pintura, reforzando el sentido geométrico como una finalidad en sí misma, pudieran limitar el sentido lírico que persigue su obra donde, como queda reflejado en una reciente entrevista, no oculta ciertos valores de «trascendencia», “Sí, existe una visión de orden cósmico que aspira a la trascendencia pero al mismo tiempo introduzco en mi trabajo ciertas contradicciones que revelan “impurezas”, que hacen que las piezas sean habitables, pero sobre todo sinceras”.

Emilio Gañán nació en Plasencia, Cáceres, en 1971, vive y trabaja a caballo entre Madrid, Plasencia y Salamanca; en esta última ciudad imparte clases en su Universidad. Es licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca, en la especialidad de Pintura, y es precisamente en esta Universidad, en la sala de la Facultad de Geografía e Historia, donde en el año 2000 celebra su primera individual. Encuadrada dentro del amplio espectro de la Geometría, su obra se caracteriza por un orden de tipo matemático determinado por aquellos factores que remiten a la simetría, el equilibrio y la sencillez. En los últimos años Gañán ha elaborado un vocabulario conformado de líneas, puntos y planos como elementos del lenguaje para el estudio de las relaciones de las formas en el espacio pictórico, tejiendo un sistema de expresión en constante evolución. Para Javier Hernando la estética de Gañán funciona como una “geometría sensible”, en la cual la orquestación del color y su aplicación sobre la superficie remite a los medios, a la pura sensualidad de la materia, eso sí, sin olvidar el rigor de la forma, ésta se formuló desde lo tridimensional en el proyecto instalativo “Vacío Figurado”, que pudo verse en 2009 en el Museo Extremeño e Iberoaméricano de Arte Contemporáneo (MEIAC).

Sus obras forman parte de importantes colecciones: Caja Madrid, MEIAC, Colección DKV, Casa de Velázquez de Madrid, Ministerio de Asuntos Exteriores, Colección Norman Foster, Colegio de España en París, Colección Cajasol o Real Academia de España en Roma. Ha participado además en numerosas exposiciones y ferias de arte, en ciudades como Madrid, Bogotá, Caracas, Lisboa, Badajoz, Pamplona, Sevilla, Cáceres, São Paulo, Mérida, Azores, Salamanca…